el sol y la vitamina d medplus

¿Qué es la vitamina D?

¿Qué es la vitamina D, para que sirve y porque estar mucho tiempo en casa supone una disminución de esta vitamina en nuestro cuerpo?

Con la situación mundial actual, las personas tienden a desarrollar su vida en casa, el teletrabajo y la virtualidad hacen que la mayor parte del día estemos en nuestras viviendas, lo que no sabemos es que la exposición al sol cumple una parte fundamental en nuestra vida ya que con esta simple actividad nuestro cuerpo sintetiza vitamina D, también denominada calciferol, la vitamina D es una de las vitaminas liposolubles imprescindibles para la formación normal de los huesos y de los dientes y para la absorción del calcio a nivel intestinal.

Una de las funciones principales de la vitamina D es ayudar al cuerpo a absorber el calcio, uno de los minerales esenciales para la formación normal de los huesos. En la infancia se utiliza para producir y mantener el sistema óseo.

La vitamina D también desempeña un papel indispensable en el mantenimiento de los órganos. Algunas de las funciones en las que interviene son:

  • Regulación de los niveles de calcio y fósforo en sangre.
  • Promueve la absorción intestinal de fósforo y de calcio a partir de los alimentos y la reabsorción de calcio a nivel renal.
  • Participa en el desarrollo del esqueleto mediante la contribución de la formación y la mineralización ósea.
  • Interviene en los procesos del sistema inmunológico.
  • Podría tener propiedades antitumorales.
  • Funciones antienvejecimiento.

La piel produce vitamina D con la ayuda de los rayos UVB. Durante estos días es aconsejable asomarse a la ventana cada día, o si somos afortunados y tenemos terraza, balcón o jardín, debemos salir para que nos dé el sol, al menos durante 15 minutos unas tres veces por semana, sin protector solar. También sirve hacerlo en los días nublados, ya que la radiación solar puede llegar al suelo (pasado el tiempo recomendado es necesario hacerlo con protector solar).

Si es posible, tomar el sol no solo en la cara sino en otras partes del cuerpo como manos, brazos y piernas. No es necesario hacerlo cada día, con dos o tres veces al mediodía sería suficiente.

La radiación más efectiva para lograr los niveles óptimos de vitamina se da en las horas centrales del día. El mejor momento para hacerlo, por tanto, es al mediodía, cuando el sol está más alto, aunque hacerlo en otro momento del día durante un poco más de tiempo también produciría la cantidad necesaria.

Debe tenerse en cuenta también que los valores dependen no solo del momento del día o de la estación del año, sino también del tipo de piel de cada persona (cuanto más oscura, más cantidad de dosis solar se necesita). Pero la buena noticia es que la vitamina D se almacena en el cuerpo, por lo que una buena exposición nos mantendrá seguros durante varios días.

Otra forma de suplir la carencia de sol durante estos días sin que el organismo se resienta en los niveles de vitamina D es hacer ejercicio físico de forma regular porque, al activarnos, la sangre se moviliza y llega al hueso una mayor cantidad de vitamina D. Basta con andar un poco por casa y hacer pequeños recorridos.

Si crees que necesitas ver un médico puedes dejarnos tus datos y te llamaremos para agendar una cita con la especialidad que necesites porque MedPlus #CuidaDeTi