Cuándo, cómo y por qué planificar

Conoce los métodos más comunes que impiden el embarazo y cómo consultar adecuadamente sobre el tema.

Los jóvenes, hoy en día, están expuestos a múltiples fuentes de información, entre ellas, a las relacionadas con el tema de las relaciones sexuales y la planificación familiar.Una vez se inician las relaciones sexuales, tanto hombres como mujeres estamos expuestos a aspectos de la vida sexual como la comunicación de pareja y los riesgos que implican tener sexo -como las enfermedades de transmisión sexual  y el embarazo. Dice Juan Pablo Lozano Silva, ginecólogo de Profamilia, que muchos creen que, con la primera relación sexual, no van a quedar embarazados o que la cerveza caliente les sirve para planificar, entre otros mitos más. Y es por eso que es importante aclarar qué es planificar, cuándo hacerlo y cuáles son los métodos que existen para protegerse.

A man showing a condom

Primero, toda persona debe planificar, desde que tiene su primera relación sexual; estos métodos de planificación impedirán que el espermatozoide y el óvulo se encuentren, y alteran la concepción. Hay muchas formas de planificar. Lo más importante es acudir a un sitio que preste todas las indicaciones para una adecuada planificación. Cada persona puede tener diferentes necesidades.

Por ejemplo, dice el doctor Lozano, “una pareja que tiene una relación sexual a la semana puede planificar siempre con condón. Las tasas, cuando se usa adecuadamente, son muy buenas, entre el 80 y 85 por ciento de efectividad. Pero si ya semanalmente aumenta la frecuencia de las relaciones, esa tasa puede disminuir hasta un 64 por ciento y empezamos a tener riesgos de embarazo, aún usando condón y se debe añadir otro método; cada método depende de cada paciente”; cuenta.

Los métodos en adolescentes prácticamente son los mismos que en adultos, pero dependen de las características genéticas y físicas de cada persona, y el ginecólogo es quien recomienda el mejor método de planificación, según el caso.

Gama de opciones:

– Naturales: coito interrumpido, método del ritmo, la temperatura, manejar el moco cervical (con un porcentaje de efectividad más bajo). “De 100 parejas, el 20 por ciento en un año les va a fallar el método”, dice Fernando Laverde Valencia, ginecoobstetra de la Universidad del Rosario y del Centro médico Chicó, de MedPlus.

– El condón: para el hombre.

– Hormonales:

  • Píldora anticonceptivas: 99 % de efectividad.
  • Intramuscular: inyección 98%
  • Subcutánea: implantes subdérmicos 99%
  • Vía vaginal o piel: el anillo vaginal o parches
  • Dispositivo intrauternio: componente hormonal. 98%
  • Otras: dispositivo de cobre (98%) o método definitivo (vasectomía o ligadura de trompas – 99%).

Hay que consultar…

Es indispensable la consejería por parte de un médico o enfermera entrenada. La consejería consiste en la realización de una historia clínica. Es necesario revisar los antecedentes del paciente y buscar los factores de riesgo (Sobrepeso, obesidad, tabaquismo, várices, enfermedades cardiovasculares o hepáticas).

“A pacientes jóvenes, les recomendamos el uso de píldora de dosis baja o en pacientes que, por alguna razón no pueden recibir estrógenos, se aconseja solo de progesterona”, dice el doctor Laverde.

Principales mitos

Los médicos desmienten las principales creencias que existen sobre los métodos de planificación:

No es cierto que sean tóxicos, produzcan infertilidad o que engorden. Las hormonas para planificar son muy parecidas a las que el mismo cuerpo produce, no son extrañas al organismo y no hacen daño.

  1. Las dosis nuevas que son bajas; no afectan peso ni piel. Aunque, a veces es cierto el aumento de la pigmentación, pero se soluciona fácilmente con bloqueadores solares.
  2. La infertilidad. La gente piensa que si planifican por más de seis meses o un año van a tener problemas y eso no es cierto. El 80 por ciento de las mujeres, tras suspender la planificación, van a quedar embarazas.